ONUNACIONES UNIDAS (AP) — El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitió el lunes su primera demanda de un alto el fuego en Gaza, y Estados Unidos enfureció a Israel al abstenerse en la votación. Israel respondió cancelando una visita a Washington de una delegación de alto nivel en el enfrentamiento público más fuerte entre los aliados desde que comenzó la guerra.
El primer ministro Benjamín Netanyahu acusó a Estados Unidos de “retirarse” de una “posición de principios” al permitir que se aprobara la votación sin condicionar el alto el fuego a la liberación de los rehenes en poder de Hamás.
El portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo que la administración estaba "un poco perpleja" por la decisión de Netanyahu. Dijo que los israelíes estaban "eligiendo crear una percepción de luz del día aquí cuando no necesitan hacerlo".
Kirby y el embajador estadounidense ante la ONU dijeron que Estados Unidos se abstuvo porque la resolución no condenaba a Hamás. Los funcionarios estadounidenses optaron por abstenerse en lugar de vetar la propuesta "porque refleja fielmente nuestra opinión de que un alto el fuego y la liberación de rehenes van juntos", dijo Kirby.
El consejo de 15 miembros votó 14-0 para aprobar la resolución, que también exigía la liberación de todos los rehenes tomados cautivos durante el ataque sorpresa de Hamás del 7 de octubre en el sur de Israel. La cámara estalló en un fuerte aplauso después de la votación.
Estados Unidos vetó resoluciones anteriores de alto el fuego del Consejo de Seguridad en gran parte debido a que no las vincularon directamente con la liberación de rehenes, a que no condenaron los ataques de Hamás y a la delicadeza de las negociaciones en curso. Los funcionarios estadounidenses han argumentado que el alto el fuego y la liberación de rehenes están relacionados, mientras que Rusia, China y muchos otros miembros del consejo estuvieron a favor de llamados incondicionales a un alto el fuego.
La resolución aprobada el lunes exige la liberación de los rehenes, pero no la convierte en una condición para el alto el fuego durante el mes de Ramadán, que finaliza en abril.
Hamás dijo que acogía con agrado la medida de la ONU, pero afirmó que el alto el fuego debe ser permanente.
"Confirmamos nuestra disposición a participar en un proceso inmediato de intercambio de prisioneros que conduzca a la liberación de prisioneros de ambos lados", dijo el grupo. Durante meses, los militantes han buscado un acuerdo que incluya el fin total del conflicto.
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, tuiteó: “Esta resolución debe implementarse. El fracaso sería imperdonable”.
La decisión de Estados Unidos de abstenerse se produce en un momento de crecientes tensiones entre la administración del presidente Joe Biden y Netanyahu por la continuación de la guerra por parte de Israel, el elevado número de víctimas civiles y las cantidades limitadas de asistencia humanitaria que llega a Gaza. Los dos países también se han enfrentado por el rechazo de Netanyahu a un Estado palestino, la violencia de los colonos judíos contra los palestinos en la ocupada Cisjordania y la expansión de los asentamientos allí.
Además, el conocido antagonismo entre Netanyahu y Biden, que data del mandato de Biden como vicepresidente, se profundizó después de que Biden cuestionó la estrategia de Israel en la lucha contra Hamás.
Luego, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, aliado de Biden, sugirió que Netanyahu no estaba operando en el mejor interés de Israel y pidió que Israel celebrara nuevas elecciones. Biden expresó su aprobación de los comentarios de Schumer, lo que provocó una reprimenda de Netanyahu.
Durante su visita a Estados Unidos, la delegación israelí debía presentar a los funcionarios de la Casa Blanca sus planes para una posible invasión terrestre de Rafah, una ciudad en la frontera egipcia en el sur de Gaza donde más de 1 millón de civiles palestinos han buscado refugio de la guerra.
La semana pasada, Netanyahu rechazó una solicitud de Estados Unidos de detener la planeada invasión de Rafah y prometió durante una visita del Secretario de Estado Antony Blinken actuar solo si fuera necesario. Blinken advirtió que Israel pronto podría enfrentar un creciente aislamiento internacional, mientras que la vicepresidenta Kamala Harris dijo que Israel pronto podría enfrentar consecuencias no especificadas si lanza el ataque terrestre.
La votación del Consejo de Seguridad se produjo después de que Rusia y China vetaran el viernes una resolución patrocinada por Estados Unidos que habría apoyado “un alto el fuego inmediato y sostenido” en el conflicto entre Israel y Hamas. Esa resolución presentaba un vínculo debilitado entre un alto el fuego y la liberación de rehenes, lo que la dejaba abierta a interpretación y sin límite de tiempo.
Estados Unidos advirtió que la resolución aprobada el lunes podría perjudicar las negociaciones para detener las hostilidades, planteando la posibilidad de otro veto, esta vez por parte de los estadounidenses. En las conversaciones participan Estados Unidos, Egipto y Qatar.
Como el Ramadán finaliza el 9 de abril, la exigencia de un alto el fuego duraría sólo dos semanas, aunque el borrador dice que la pausa en los combates debería conducir a “un alto el fuego duradero y sostenible”.
La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, dijo que la resolución "apoya los esfuerzos diplomáticos en curso", y agregó que los negociadores se estaban "acercando" a un acuerdo para un alto el fuego con la liberación de todos los rehenes. “pero todavía no hemos llegado a ese punto”.
Instó al consejo y a los miembros de la ONU en todo el mundo a “hablar y exigir inequívocamente que Hamás acepte el acuerdo que está sobre la mesa”.
Thomas-Greenfield dijo que Estados Unidos se abstuvo porque se ignoraron “ciertas ediciones” solicitadas por Estados Unidos, incluida una condena a Hamás.
La resolución, presentada por los 10 miembros electos del consejo, fue respaldada por Rusia y China y el Grupo Árabe de 22 naciones en las Naciones Unidas.
Según la Carta de las Naciones Unidas, las resoluciones del Consejo de Seguridad son legalmente vinculantes para sus 193 países miembros, aunque a menudo son ignoradas.
El embajador de Argelia ante la ONU, Amar Bendjama, representante árabe en el consejo, agradeció al consejo por exigir “finalmente” un alto el fuego.
"Esperamos con interés el compromiso y el cumplimiento de la potencia ocupante israelí con esta resolución, para poner fin al baño de sangre sin ninguna condición, para poner fin al sufrimiento del pueblo palestino", dijo.
Riyad Mansour, embajador palestino ante la ONU, dijo al consejo que la votación “debe ser un punto de inflexión” que conduzca a salvar vidas en Gaza y poner fin al “asalto de atrocidades contra nuestro pueblo”.
Poco antes de la votación del lunes, los miembros electos cambiaron el proyecto de resolución final para eliminar la palabra "permanente" de su exigencia de que un alto el fuego durante el Ramadán debería conducir a un cese "sostenible" de los combates, aparentemente a petición de Estados Unidos.
Rusia se quejó de que eliminar la palabra podría permitir a Israel “reanudar su operación militar en la Franja de Gaza en cualquier momento” después del Ramadán y propuso una enmienda para restablecerla. Esa enmienda fue rechazada porque no logró obtener el mínimo de nueve votos a favor: tres miembros del consejo votaron a favor, Estados Unidos votó en contra y 11 países se abstuvieron.
Desde el inicio de la guerra, el Consejo de Seguridad ha adoptado dos resoluciones sobre el empeoramiento de la situación humanitaria en Gaza, pero ninguna ha pedido un alto el fuego.
Según el Ministerio de Salud de Gaza, más de 32.000 palestinos en Gaza han muerto durante los combates. La agencia no diferencia entre civiles y combatientes en su recuento, pero dice que las mujeres y los niños representan dos tercios de los muertos.
Gaza también enfrenta una grave emergencia humanitaria. Un informe de una autoridad internacional sobre el hambre advirtió la semana pasada que “la hambruna es inminente” en el norte de Gaza y que la escalada de la guerra podría llevar a la mitad de los 2,3 millones de habitantes del territorio al borde de la inanición.
Estados Unidos ha vetado tres resoluciones que exigen un alto el fuego en Gaza, la más reciente una medida respaldada por los árabes del 20 de febrero. Esa resolución fue apoyada por 13 miembros del consejo y una abstención, lo que refleja el apoyo abrumador al alto el fuego.
Rusia y China vetaron una resolución patrocinada por Estados Unidos a finales de octubre que pedía pausas humanitarias en los combates para entregar ayuda, proteger a los civiles y detener el suministro de armas a Hamás. Dijeron que no reflejaba los llamados globales a un alto el fuego.
Nuevamente vetaron una resolución estadounidense el viernes, calificándola de ambigua y diciendo que no era la exigencia directa de poner fin a los combates que busca gran parte del mundo.
Esa votación se convirtió en otro enfrentamiento que involucra a potencias mundiales que están atrapadas en tensas disputas en otros lugares, y Estados Unidos recibió críticas por no ser lo suficientemente duro contra su aliado Israel, incluso cuando aumentan las tensiones entre los dos países.
Thomas-Greenfield acusó el lunes a Rusia y China de utilizar el conflicto de Gaza “como un garrote político, para intentar dividir este consejo en un momento en el que necesitamos unirnos”.
Los periodistas de Associated Press Matthew Lee y Colleen Long en Washington y Josef Federman en Jerusalén contribuyeron.
(Foto AP/Craig Ruttle)
POR  EDITH M. LEDERER

Quienes Somos

Radio América es una emisora de habla hispana que transmite desde la ciudad de Laurel en el estado de Maryland cubriendo con sus 1,900 vatios de potencia toda el área metropolitana de Washington D.C. en la cual residen cerca de 1 millón de Latinos.

Su propietario es Alejandro Carrasco considerado como la personalidad radial hispana mas influyente en Washington, Maryland y Virginia.

Su frecuencia, 900 AM una Ubicación ideal en el dial para alcanzar a toda la comunidad latina en el area metropolitana de Washington.

Contactos

Oficina
2730 University Blvd W #200, Silver Spring, MD 20902, USA No 1540
Cabina: 301-962-0900
Recepción: 301-942-3500
Fax: 301-942-7798
info@radioamerica.net

Contador de Visitas

038320089
Hoy
Ayer
Esta Semana
Este Mes
Mes anterior
Total de visitas al Sitio Web
1394
18940
92225
243282
823886
38320089

Tu IP desde donde navegas es: 3.227.240.72
13-04-2024 05:14