Investigaciones de TrumpWASHINGTON (AP) — El anuncio de Donald Trump de su tercera candidatura a la presidencia de Estados Unidos no lo protegerá de las investigaciones criminales que pesan sobre él como ciudadano común, lo que lo deja expuesto jurídica y políticamente mientras trata de obtener la candidatura republicana de 2024.
El Departamento de Justicia continúa realizando sus pesquisas. Y con las elecciones intermedias casi finalizadas y la campaña presidencial de 2024 a meses de comenzar en forma, los fiscales federales tienen mucho tiempo para continuar su trabajo.
“No creo que el departamento vaya a dudar como resultado de que Trump se nomine a sí mismo y se unja como el primer candidato en las elecciones de 2024”, dijo el exfiscal del Departamento de Justicia Michael Weinstein. “Sólo creo que lo verán como que está tratando de usar el sistema, tal y como lo ha hecho con éxito en los tribunales”, y están preparados para su “contragolpe”.
Trump ingresa a la contienda enfrentando investigaciones federales relacionadas con sus esfuerzos para anular los resultados de las elecciones de 2020 y sobre la retención de documentos confidenciales del gobierno en su finca de Florida, además de otra pesquisa en Georgia.
La investigación sobre la retención de los documentos en su residencia de Mar-a-Lago ha avanzado particularmente rápido, y este mes los fiscales concedieron inmunidad a un cercano aliado de Trump para asegurar su testimonio ante un jurado investigador federal. Los abogados del Departamento de Justicia que participan en esa pesquisa dijeron que han reunido pruebas de posibles delitos que implican no sólo la obstrucción, sino también la retención deliberada de información de defensa nacional.
Sigue sin estar claro si alguien será acusado formalmente, así como la fecha en la que se emitiría una decisión. Pero exfuncionarios dijeron que la mejor manera de garantizar que el resultado sea visto como irreprochable es llevar a cabo una investigación conforme a las normas sin mostrar algún trato especial o maltrato debido al antiguo cargo que ocupó Trump.
“El público tendrá más fe en lo que están haciendo, y tendrán resultados más exitosos, si tratan a Donald Trump como a cualquier otro estadounidense”, dijo Matthew Miller, quien fungió como portavoz del Departamento de Justicia bajo el mando de Eric Holder.
El actual secretario de Justicia, Merrick Garland, así lo ha indicado, y dijo a mediados de año en respuesta a las preguntas sobre la investigación a Trump y del asalto al Capitolio del 6 de enero que “nadie está por encima de la ley”. En julio, cuando le preguntaron en una entrevista televisiva cómo una potencial candidatura de Trump podría afectar al departamento, Garland respondió: “Haremos rendir cuentas a cualquiera que sea penalmente responsable de intentar interferir con la transferencia —legítima y legal— del poder de un gobierno a otro”.
Investigar a cualquier funcionario electo, o candidato a un cargo, casi siempre invita a la especulación política. El protocolo del Departamento de Justicia advierte a los fiscales que no deben emprender acciones abiertas en el periodo previo a las elecciones, pero se trata más de una convención estándar que de una regla rígida. Y la contienda presidencial de 2024 está a dos años de distancia.
Aun así, no es fácil investigar a un expresidente o a un candidato actual. Eso es especialmente cierto en el caso de Trump, que pasó su presidencia atacando a su propio Departamento de Justicia y criticando a los fiscales generales que él mismo había nombrado. Ya arremetió contra el FBI por allanar Mar-a-Lago en agosto, y utilizó el episodio para recaudar fondos de sus partidarios.
Ahora, con su candidatura oficial, él y sus partidarios tratarán de replantear la narrativa de la investigación como una persecución política por parte de un gobierno demócrata que le teme para 2024.
De hecho, un riesgo para los demócratas es que Trump —que durante su anuncio del martes se declaró “una víctima”— podría animar de nuevo a sus partidarios con ese argumento. Por otro lado, los resultados de las elecciones intermedias de la semana pasada indican que podría ser más vulnerable políticamente de lo que muchos pensaban.

Quienes Somos

Radio América es una emisora de habla hispana que transmite desde la ciudad de Laurel en el estado de Maryland cubriendo con sus 1,900 vatios de potencia toda el área metropolitana de Washington D.C. en la cual residen cerca de 1 millón de Latinos.

Su propietario es Alejandro Carrasco considerado como la personalidad radial hispana mas influyente en Washington, Maryland y Virginia.

Su frecuencia, 900 AM una Ubicación ideal en el dial para alcanzar a toda la comunidad latina en el area metropolitana de Washington.

Contactos

Oficina
2730 University Blvd W #200, Silver Spring, MD 20902, USA No 1540
Cabina: 301-962-0900
Recepción: 301-942-3500
Fax: 301-942-7798
info@radioamerica.net

Contador de Visitas

025259239
Hoy
Ayer
Esta Semana
Este Mes
Mes anterior
Total de visitas al Sitio Web
12035
42097
209215
906879
982896
25259239

Tu IP desde donde navegas es: 44.197.108.169
27-11-2022 07:41